Mi compañera de trabajo, con la que como cada mediodía, habla mucho de su novio. Cada vez habla menos, pero yo sigo pensando que habla demasiado. El caso es que me gusta mucho y creo que somos muy compatibles y muy parecidos en casi todo. No creo que yo le guste (al menos no ha demostrado nada). Encima yo también tengo pareja y me siento un poco culpable por todo. En realidad no hay nada, solo amistad en el trabajo, pero no puedo evitar lo que siento. Es una pena no haberla conocido años atrás.

Confesión relacionados
Una mujer inteligente...