cada vez que mi pareja me pone de los nervios le doy un boleto ganador de unos cuernos, a él no le digo nada, solo le miro, el debe de leer algo que no le gusta, y cambia de actitud, pero yo, ya no me cabreo lo miro y le veo con el boleto ganador … yo vestida de toda pasión con un tio de la ostia, el sentado en una silla y yo sentada encima con su boca en mis pechos y su hombría en mi cueva….lo vivo (en la mente) cuando se pone chulito, lástima que recule y pida perdón…..

Confesión relacionados
higiene incompleta