En Diciembre en el puente de la Constitución, un grupo de varias parejas hicimos un tramo de siete dias del camino de Santiago. Yo no estoy muy acostumbrado a caminar pero fuí valiente y los acontecimientos me ayudaron y me animaron. Ya desde el primer día nos acompañó el frio, la lluvia y algo de nieve. Son tramos de media al día de 25 km. empezamos a caminar a las 7 de la mañana y poco a poco se van haciendo grupos y solo nos reuniamos para comer o tomar algo en algún sitio del camino. Yo siempre fuí de los rezagados y poco a poco se me fué uniendo una del grupo en plan de apoyarme y aconsejarme puesto que ella y varios más ya lo hicieron varias veces. Yo viendo las posibilidades, cada vez me quejaba un poco más, ella ánimo venga etc. Me paraba me sentaba, bajo la lluvia, ibamos bien pertrechados, yo diría que incomodos. Pero bueno yo a lo mio, empecé con conversaciones picantes, a las cuales veia que entraba sin problema, decir que mi mujer, su marido y otros/as caminaban delante. Yo siempre atento a las distancias, en un momento de parada y cigarrillo, le dije que si quería un masaje y no lo rechazó, bajo la lluvia y de su capa accedí a su espalda y ahí empezó todo. Os puedo asegurar que en los siete días que duró la aventura, nos masturbamos mutuamente una quince veces, follamos tres veces, y nos dimos masajes de pies, de lo más excitante, me la chupó unas cuantas veces, yo a ella y sobre todo por el rollo de la ropa no pude comerle el sexo, pero en mis dedos quedó su sabor…………….
Hoy la añoro en otros caminos, ella no aparece, pero os recomiendo esta aventura de cancaneo o como coño se diga en inglés. Y ya soy mayorcito, no renuncio al medio ambiente y al sexo al aire libre. Experiencia extraordinaria.

Confesión relacionados
mi experincia