Tengo una empleada de hogar que tiene 49 años, está tremenda, es alta, rubia pelo rizado largo, tiene un cuerpo de infarto y sobre todo el culo, os aseguro que es espectacular, no la cambio por ninguna jovencita sin experiencia. Al principio cuando empezó a trabajar yo la observaba pero no me hacía notar en ello, me hice el indiferente, solo me limitaba a dar las ordenes oportunas y sin dar lugar a nada más. Curiosamente un día mi mujer me dice que le ha dicho si es que yo no estaba contento con su trabajo y el cuidado de los niños, ya que se le quejó de mi indiferencia. Yo a mi esposa le dije que no pasaba nada, pero que con tanto trabajo estaba agobiado y no tenía tiempo ni ganas de ser amable con una persona que estaba aquí para hacer un trabajo por el cual le pagamos generosamente. Pasó un tiempo y un día le ofrecí una flor y le pedí perdón por mi forma de ser, que no pasaba nada, que yo era así y tal, total que abrí una botella de un buén vino y le ofrecí una copa, nos bebimos toda la botella entre los dos y ahí ya empecé a tirarle los trastos sin cortarme, a ella yo veia que le gustaba, saqué otra botella y que no quería más que tenía que conducir que están los niños arriba, pero al final nos la bebimos también, yo ya estaba borracho, ella menos porque aguantaba mejor el alcohol, es más alta y fuerte que yo, que soy un pequeño regordete cincuentón, bueno llegó el momento de entrar a fondo y estando ella sentada en una silla yo me acerqué por detrás e introduje mis manos por su escote, era verano y no me costó nada llegar a sus pechos, se los manoseé a fondo, ella intentó deshacerse de mí, simulando estar indignada pero yo aguanté y con mi boca empecé a besarle el cuello y cuando fuí hacia su boca esta se ofreció a mí sin ningún obstáculo, su lengua recorrió toda mi cavidad bucal hasta la garganta, se puso de pié y la llevé a una zona más apartada, continuamos besandonos y yo dirigí su mano hacia mi entrepierna, ni corta ni perezosa se puso a manosearla era tal mi excitación que me corrí al instante. Ella se fué dejandome un tanto confuso. Pero lo más curioso que desde hace más de cuatro años que ocurrio esto, intento follarla pero no se deja. Me calienta hasta todos los limites imaginables, pero cuando me tiene a tope siempre se va y me deja tirado. Estoy enamorado de ella. Obsesionado. Hay dias que sabe que no está mi mujer y llegó yo, y se pone unos vaqueros o otra cosa ajustada a su culo, que he querido follarla en diferentes sitios en plan aquí te pillo aquí te mato, pero siempre se me escabulle. Es una autentica profesional de calentar pollas.
¿Que puedo hacer?? Decidme algo, por favor estoy desesperado.

Confesión relacionados
Me visto de mujer