hola soy una profesora de 35 años, llevo 4 años casada con un hombre maravilloso pero desde hace algún tiempo hemos tenido algunos problemas en la cama estas carencias me llevaron sin querer a fijarme en otro hombre un compañero de trabajo, un día decidí enviarle mensajes y escribirle a su correo comenzaron las insinuaciones pero nunca llegamos a nada sin embargo mientras esto me sucedía yo le contaba todo a mi mejor amigo el y yo llevamos una amistad de 20 años y nunca hemos tenido nada siempre nos hemos respetado muchísimo y nos confiamos cosas que quizás muy personales e intimas pues un día comenzamos a enviarnos mensajes muy distintos el me pregunto que como me gusta hacer el amor yo le respondí que despacio que me acaricien los senos, que me besen el cuello y la espalda, me pregunto: ¿como te gustan los besos? a mi me gustan profundos intensos que te dejen sin aliento y yo le dije igual a mi, sin darme cuenta siempre que hablábamos por mensaje de texto las conversaciones eran mas atrevidas, un día decidimos reunirnos y hablar de lo que estaba pasando luego hablar me pidió un beso y fue increíble no había besado a otro hombre en casi 10 años, sentí como mi corazón se me salia del pecho nos besamos por largo rato yo sentía como mi piel se encendía y mis pezones se ponían duros incluso me humedecí fue lo mas excitante que me había ocurrido en mucho tiempo pero era tarde así que volví a casa como si nada pero deseaba verlo otra vez ardía en deseos de que me besara en nuestro segundo encuentro salimos de la ciudad al campo llovía muchísimo así que no podíamos salir del auto nos besamos como si nos fuéramos a comer cada beso nos encendía mas me pidió que me quitara el sostén y lo hice no podía pensar me quema el deseo el empezó a besar mi cuello y mis orejas fue bajando lentamente hasta mis senos y con su lengua empozo a acariciarlos lentamente yo me estremecía y temblaba de placer con su mano empezó a tocar mi vagina por encima del pantalón yo estaba caliente y húmeda y él lo susurro a mi oído no se pero eso me excito aun mas, el estaba sudando hacia tanto calor yo deseaba que arrancara la ropa y me hiciera suya pero al igual que la vez anterior ya era tarde y yo debía volver a casa. Era tan frustrante sentir su falo (pene) erecto y no poder tenerlo dentro de mi….

Confesión relacionados
Mi mejor amigo y amante