Bueno les recuerdo que mi amigo a quien llamare Juan y yo (Maria)ya nos habíamos reunidos 2 veces y la segunda estuvimos muy cerca de tener sexo en su carro por lo que decidimos vernos en un sitio mas solo y tranquilo un hotel, el día llego le dije a mi esposo que acompañaría a una amiga al medico por lo que salí a las 6 de la mañana de la casa estaba muy ansiosa me busco cerca de la casa en parada del autobús, nos saludamos y me pregunto si estaba segura y le respondí que si, la verdad estaba muy tranquila con el me siento muy segura. Llegamos al hotel subimos a la habitación hablamos y comenzamos a besarnos y no se pero sus besos me encienden eran besos profundos e intensos me quito el sosten y me acaricio los senos pero suave con mucha suavidad mis pezones se pusieron duros mi piel se erizaba se quito la franela y me llevo al balcón puso una canción de mana y nos besamos me quito la blusa y sentí su piel caliente en mis pechos podía sentir como mi cuerpo vibraba por el, me llevo a la cama me pidió que me acostara boca abajo coloco sobre mi espalda un aceite que se caliente al tocar la piel y es comestible y comenzó el juego me pasa la lengua por cada sitio que colocaba el aceite y yo gemía cada vez que sentía su boca en mi mi cuerpo se movía solo y cada movimiento era involuntario luego me pidió que me volteara he hizo lo mismo en mis tetas recuerdo que grite de placer luego me pidió que me tocara y le regalara un orgasmo el me abrió el botón y el cierre de mi pantalón yo deslice mi mano dentro de mis pantis y comencé a tocar mi clítoris estaba caliente y húmeda el me besaba y acariciaba los pechos mientras yo me tocaba mi cuerpo se movia solo mi corazón latía con fuerza mis dedos se frotaban con fuerza yo gritaba de placer y tuve un gran orgasmo que me dejo sin aliento, estaba tan excitada que lo bese y le dije quiero sentirte dentro de mi y juan me dijo quieres que te penetre y o realmente moría por que me penetrara y lo hizo mi vagina nunca había sentido tanto placer al ser penetrada como ese día. Acabo asi que vino el descanso hablamos y nos besamos y resucito segundo asalto se puso sobre mi mientras nos besábamos sentí su pene erecto en la entrada de mi vagina y mis piernas se abrieron solas el me penetro despacio y luego empujo hasta el final grite pero de placer el me hablaba me pida que me tocara que sintiera y lo hice tuve el primer orgasmo grite me retorcí el siguió penetrándome una y otra y otra vez mientras yo acariciaba mi clitoris y tuve otro y otro orgasmo el me decía grita amor siente libérate y su voz su forma de moverse me excitaba cada vez mas finalmente llegamos al limite y luego descansamos ese hombre me regalo 7 orgasmos termine exhausta (estoy excitada de solo recordarlo). No hemos vuelto a salir aun pero siempre nos escribimos lo mucho que nos deseamos de las ganas que tenemos de besarnos como ahora mismo lo deseo quiero que me penetre y me haga desmayar de placer. Este hombre es un amante increíble lee cada reacción de mi cuerpo como si le hablara. A los hombres que lean esto aprendan a amar a una mujer en la cama y ella los complacerá en todo lo que ustedes pidan, los digo por que luego de verme con Juan al día siguiente aun ardía en deseo por lo que hice el amor con mi esposo y el quedo muy complacido… Me gustaría conocer sus opiniones les mantendré el tanto de mi aventura

Confesión relacionados
Una experiencia wireless