Siempre me ha dado morbo ser dominante con los hombres por que en mis primeras relaciones me sentí utilizada por los hombres y decidí que serían ellos los que tendrían que hacer todo lo que yo quiera…
Colecciono complementos de látex,vestidos chulísimos que me hacen por encargo ,zapatos de tacones increíbles…Para mi es morbosísimo mirarme en el espejo mientras me fumo un cigarro y un hombre arrodillado a mis pies me besa sobre mis medias de rejilla ,pero es más morboso comprobar que efectivamente,el hombre que cae rendido ante la feminidad ,está tan seguro de su virilidad que ama el universo femenino y se entrega en cuerpo y alma.Con la cara de niña buena que tengo,nadie se imaginaría que me gusta dominar hombres 🙂

Confesión relacionados
En su día,...ahora soy cómplice