Este fue el ultimo capitulo de mi doble vida.

Domina era una mujer guapa y joven. Sutil pero implacable. Morborsa. En definitiva perversa. Nos habia citado a H y a mi aquella tarde. Su actitud era muy dominante. Queria realizar un juego con ambos. Con ambos y con Luna, definida por Domina como una perrita con ganas de aprender…. y disfrutar.

Era pronto. Un dia soleado. H y yo nos plantamos en la puerta de la casa y llamamos al timbre. Se abrio la puerta.

Alli estaba Domina, mas espectacular que nunca, ligera de ropa, con una batita de tul y un tanga. que dejaban entrever sus generosos pechos. Con una sonrisa picara nos invito a pasar.

H fue recibido con un humedo beso. Tras observarme unos intantes lamio mi cuello hasta mi oreja.

– “Chicos, tengo una sorpresita para vosotros, y os va a encantar.

Pero hay una condición – tendréis que compartir la sorpresa conmigo, ¿vale?”

– “¡Perfecto!”, contesto H

Domina nos ayudo a quitarnos la ropa, hasta que nos dejo exclusivamente con la camisa entreabierta. Cuando vio mis pezones, los rozo. Yo di un respingo. Me encantaba.

– Ya jugaremos mas tarde, dijo ella con una sonrisa.

– “Pero primero, a la ducha los dos! Y mientras estáis en el cuarto
de baño os prepararé unos gintonics”

Nos metemos en el cuarto de baño como dos balas, para la ducha mas
rápida de la historia!

Domina fue a recogernos al baño y dijo “Pasad”. Salimos los dos
detrás de ella, vestidos en toallas y nada mas.

Confesión relacionados
Sus manos

Domina nos llevo al cuarto y allí encontramos a una chica, alta,
delgada, guapísima. Parecia un poco nerviosa, tímida. Lleva blusa, y falda, ropa normal y no muy reveladora.

– “Os presento a Luna” – dijo Domina – “Es vuestro, perdón, nuestro
regalo.

Vamos a disfrutar mucho de ella y con ella. Es muy tímida pero me ha
prometido que cooperará totalmente con nosotros. Va a ser nuestro
juguete y, entre los 3, vamos a ver como se pone Luna cuando la tocamos,
cuando, la besamos, cuando la comemos, vamos a ver como y cuanto se corre.

La verdad es que no tiene mucha experiencia, y parece tan inocente y
dulce…. pero estoy seguro que por dentro es una fiera!”

H y yo empezamos a inspeccionar a nuestro “regalo”, le preguntamos
por sus gustos y le dejamos entrever que ibamos a hacer on elloa.

Luna se sonrojo. Seguia alli de pie, nerviosa, mirando hacia abajo de
forma humilde y sumisa.

Domina dijo…. “Chicos, podéis tocar vuestro regalo, Luna es vuestra, y
creo que deberíais desnudarla para ver todas sus cualidades y encantos”.

Empezamos a desnudarla. Luna se resiste un poquito, pero insistimos, y
mientras tanto, Domina la emieza a lamer y besar

Shhhh susurra Domina a Luna “Relájate Luna, sé que estás nerviosa pero
créame, te vamos a llevar al cielo”.

Luna responde besándo a Domina. Nosotros seguimos desnudando a Luna y
mirando como las dos chicas se morrean, como se tocan.

La cosa empieza a calentarse tanto, y todo va tan rápido que de
repente domina dice: “Chicos, parad! No olvidéis los gintonics!” y nos manda a H y a mi a sentarnos en dos sillones para tomar nuestras copas.

Confesión relacionados
mi esposa con mi amigo

Nos sentamos y mientras tomamos las copas vemos el espectáculo de
estas dos preciosidades comiéndose y quitándose las últimas prendas de ropa…

Domina empieza a estar excitada y a Luna parece que empieza a gustarle…

De repente Domina dice
– “Luna, estos caballeros necesitan nuestra atención. ¿Tu no has
comido una polla en tu vida, verdad?”

– “Es cierto” dice Luna con cara de vergüenza

– “Pues te enseñaré” dice Domina, “¿Cuál quieres?”

– “No sé si me va a gustar, no sé si quiero” dice Luna

Domina le da un par de azotes en el culo de Luna, y le reprocha que es su obligación hacerles una felación a los señores. La lleva a nosotros y le obliga a darse la vuelta, enseñándole a P y H el culo de Luna. La obliga a agacharse un poco y Domina ofrece el perfecto culo de Luna a P y H

– Vamos chicos, le vendrán bien unos azotes. Así no dudara en bedecer….

– “Ahora, Luna , eliges a uno de ellos” insiste Domina

Ella elige… y las dos chicas se sientan en frente de nosotros.
Empieza la felación perfecta, Domina enseñando, Luna aprendiendo, hasta que nos corremos. La pareja que termina antes se une a los otros dos para “animarles”…

Domina le dice como chuparla, marca los ritmos… incluso la ayuda…

“Muy bien” dice Domina, “Relajaros y limpiaros, que ahora empezaremos
otro juego”.

Luna, vas a conocer los límites de tu cuerpo. Es mejor que disfrutes
o serás castigada.

Ahora, los tres vamos a por Luna. La “obligamos” a tumbarse, primero
boca abajo, y luego boca arriba, primero con masajitos, aplicando mucho
aceite, y luego: tres bocas y seis manos encargándose de su boca, su cuello, sus tetas, su coño, su ano, sus piernas, su cuerpo entero, hasta los deditos de los pies… y vamos intercambiando zonas hasta llevarla a Luna al nirvana las veces que podamos!!

Confesión relacionados
TENER UNA DOBLE VIDA?

P se ha situado por detrás. Ha cogido sus brazos y los ha pasado por
encima de su cabeza. Domina esta a un lado, y H va a ejecutar su especialidad, el cuningulis. Cada uno sujeta a Luna de una manera, de forma que ella se siente sometida.

Esta recibiendo placer en múltiples puntos de su cuerpo y ha
comenzado a correrse. Para permitirla descansar es acariciada constantemente. No pierde su nivel de excitación.
P ha colocado unas pinitas indoloras en los pezones de Luna. Esto le permite controlarla. Unido a la excitacion que H le esta produciendo y a las constantes caricias de Domina, practicamente no puede soportarlo.

– “Por favor, no puedo mas” implora Luna tras tres orgasmos. Dejadme, os lo suplico.

Domina esta muy muy caliente y entonces entre los 3 cambiamos el
objetivo. Luna,H y P se empiezan a encargar de dar placer a Domina. Esta muy cachonda y llega al orgasmo rápidamente. En este tiempo H y P han recuperado fuerzas y nos hemos vuelto a excitar. Cada una de las chicas empieza a trabajar a uno de los chicos que vuelven a explotar.

Muy bien chicos. Podeis ducharos y vestiros.

Este fue el comienzo de nuestro camino en las fantasias lesbian.

Domina y Luna habian estado perfectas.