Mi novia y yo llevamos mucho practicando la lactancia erótica. Yo mamo de sus senos y esperamos que prontito produzca leche. No lo hacemos como si fuéramos una madre y un niño, sino amantes iguales. La intimidad es increíble y el sexo como resultado de la lactancia aún mejor.

Confesión relacionados
me gustan las putas