Soy una persona madura,y siempre me ha gustado la ropa de chica, siendo yo chico, me siento atrapada en un cuerpo que no lo siento como mío.me encanta la ropa de maternidad, porque me hacecsentirbfemenina, los brassieres, las tanguitas los pantalones de colores pastel y los floreados,como toda chica, no me gustan los hombres, pero si una chica comprensiva que me acepte. La encontremos inclusive ella m arreglaban tenia su arnés para hacerme el amor,hasta ella m ofreció pagarme una operación de senos gigantes, graciosamente ella me insistía,quiero que te pongas unos globos gigantes para mi deleite esta relación va viento en popa,ella me confeso ser lesbiana y quería que yo fuera su mujer, me presento a su familia quienes me aceptaron de chica Y ella masculina y yo pasiva….

Confesión relacionados
Lesbiana frustrada