Cuando empiezas con una persona te vuelcas hacia ella. Das todo por ella, hasta quitas tiempo de tu vida para compartirlo con ella. Pero llega un momento en el que la rutina se apodera de vosotros y te das cuenta que el amor es solo un rato. Solo un miserable momento en el que tienes mariposas en el estómago, pero que al cabo de un tiempo se van, se van hasta que conoces a otra persona.

Si, para mi conocer a otras personas me da morbo. El hecho de tener esas mariposas, esa incertidumbre, esa manera de arreglarte para otra persona me gusta, me gusta esa sensación. Por ello, soy infiel a mi pareja , a pesar de la estabilidad que me da emocionalmente, y lo quiero, pero no termina de llenarme. Soy una persona inquieta y quiero más.

El primer año fue perfecto, incluso dejé de lado mis “amigos” con los que estaba. Pero fue marcharme a la ciudad y todo cambió. He conocido a numerosos chicos que me han dado lo que he necesitado, me han follado de maneras tan increíbles que he llegado a desmayarme de placer (cosa que mi actual pareja no ha conseguido).

Tenía un amigo con el que estaba siempre, hasta que cometimos el error (por alcohol) de acabar en la cama, y sí practicamos sexo hasta que nos quedamos dormidos. Existía una tensión sexual tan grande que no paramos de follar en semanas. Viviamos por y para follar. Un día se nos acabó “esa magia que todos necesitamos” y a otra cosa mariposa!!
Conocí a un chico, sinceramente su atractivo no era su mejor punto, pero follaba, me comía el coño de una manera brutal, horas y horas follando. Hasta que un día, se volvió a apagar esa ansiada chispa.

Confesión relacionados
La amiga de mi mujer...

A todo esto, yo sigo con mi pareja, follando cada vez menos, o a rachas, no sé pero necesito su presencia y saber que está ahí. Quizá sea la costumbre, pero lo necesito.

Actualmente, tengo varios “tajos”, un follamigo que siempre está ahí cuando lonecesito, no folla tan bien pero me sirve, los orgasmos no son tan buenos, pero me valen. Si no me quedo agusto, coge mi vibrador y me follla de maneras increibles con él. Pero además de este chico, tengo un buenorro, pero muy muy buenorro que nada más hablar de él , me estoy poniendo cachonda. Mañana tengo un encuentro con él, siempre que hemos quedado íbamos borrachos, asi que hoy sera nuestro primer encuentro sin alcohol. Espero que el sexo sea tan valioso como lo es su cuerpo y tan fructífero como me pareció las otras veces.

Mi vida es así, sigo con mi pareja, me la follo a veces sin placer otras con mucho, pero me gusta estar con él. Muchas veces me arrepiento de lo que estoy haciendo, pero soy joven y si no lo hago ahora, no sé cuando lo podré hacer. La vida hay que disfrutarla y no te puedes arrepentir de estas cosas, eso si, siempre y cuando no hagas daño a la persona que quieres. Porque ahí ya son palabras mayores. Tengo respeto hacia esa persona, pero me gusta´ria tener una relación más abierta, pero él no la acepta.

Confesión relacionados
Supersexo a los 50, o 50 luces sobre 50 sombras

Por todo ello, seguiré teniendo lios fuera de mi vida de pareja, por el hecho de disfrutar esas mariposillas que se sienten al besar a alguien, esas ganas de ligar con otras personas y sentirte sexy y viva.

La vida son dos dias ostia!! No nos tenemos que arrepentir de chorradas.