Por motivos profesionales, he tenido que mudarme de país. Vivía en España con mi novia, durante dos años justo despues de firmar mi divorcio en mi país (en latinoamérica) hasta que tuve que regresar. Para no hacer el cuento largo, me estuve viendo con 6 amigas diferentes durante los ultimos seis meses. Amigas recurrentes de toda la vida con quienes siempre he mantenido este vinculo sexual (exnovias, examantes, prospectos de novia). Todas saben de mi novia, pero ninguna sabe de las otras. Es un “baile” bien coordinado donde lo que digas es importante, pero mas importante es lo que no digas. Todo comienza con una llamada, mensajes en facebook, msn, quedar para verse, charlar un rato, bailar, y follar…todo en una atmósfera amistosa romántica, pero despues del coito, decididamente amistosa por mi parte, casi como primos…así me funcionan las cosas.

Podría ser una historia antojable para otro troglódita de mi género, pero tiene sus dificultades: terminas confundido sin saber exactamente de quien estás enamorado aun y que ames a tu pareja…esto me llevó a una crisis nerviosa antes de regresar a España a ver a mi novia y estar con ella por un mes. Mi ausencia y falta de contacto por cualquier via con mis amigas durante este mes, me ha dejado fuera de la jugada a mi regreso…todas resentidas o con nuevos novios o “amigos”.

Confesión relacionados
Una experiencia wireless

Si a esto le agregamos que mi pareja solo quiere tener sexo determinados dias de la semana (1, el domingo) nunca buscar situaciones alejadas del “misionero” y quejarse por “torpezas” mías durante el acto como ir sobre un lado porque su rodilla le duele o tocar partes “no permitidas”, pues es facil tener la tentación de no dejar de ver o volver a reclutar “amigas” para seguir disfrutando del sexo heterosexual y sus morbos, por mas que te veas cuidando nietos en un futuro con tu pareja estable.

Yo latino, ella británica, a mi me gusta hablar de sexo, ella lo considera no apropiado. Desde España, estuve intercambiando fotos calientes con mi ex-esposa, y ahora a mi regreso, hemos jugado unos juegos y disfrutado cosas que nuuuuunca habiamos hecho y que nunca habíamos disfrutado realmente.

La realidad supera siempre a la fantasía…al menos en mi caso..no he visto pelis (que no sean porno) que reflejen de alguna manera un poco mi situación…la más parecida fue Alfie, pero creo que lo mío es algo más complicado. O, más simple: soy un sínico cabrón…pero, esos coitos y juegos, vaya que han valido la pena…hasta hoy.