Aprovecho el espacio para poder sacar mis pensamientos fuera de mi mente, de mi ser y de alguna manera mórbosear públicamente lo que en las 4 paredes de mi recamara matrimonial consume.

Estoy casada hace 5 años, ha sido una relación normal muy normal por decirlo así; mi esposo es de la marina y pasa gran parte del tiempo en operaciones en alta mar. Yo por mi parte soy veterinaria. Lo que me trae aquí es que desde la universidad he tenido a dos grandes amigos dire 1 y 2 para referirme a ellos; jamás tuve algo mas con ellos, mera amistad. Diré que hace unos meses mi esposo viajo “nuevamente” y mis amigos me hicieron visita; por cosas del clima hacía mucha calor y no le vi nada malo en irnos a bañar a la piscina, a ellos no les disgusto la idea y sin mas reparos nos metimos en la piscina. Les preste unos boxer de mi marido (que no usa) y yo me coloque un vestido de baño, que admito era muy provocativo; muchas tiras, poco cubierto muchas partes expuestas, no lo hice con maldad; pero cuando me presente ante ellos con ese atuendo y no me cubrí un poco mas todo fue maldad. Me gusto como me miraban, me deseaban, estaban erectos …me morboseaban toda, admito que me humedecí mucho.

Confesión relacionados
mi despedida de soltera......

A eso de 15 minutos de un baño en la piscina noto que 1 no se contiene y me toca mis nalgas, 2 se da cuenta que no digo nada y me toca un seno…..cuando reaccione se disculparon y con pena se salieron de la piscina los alcance en la cocina y les pedí explicaciones y recuerdo que 1 me dijo “la verdad lo siento, estas casi desnuda y no me pude contener de tocarte….te vez perfecta”; 2 confeso que al ver a 1 tocarme sin reparo alguno y yo no detenerlo solo pensó que era lo que yo quería….” les confieso a ustedes que leen esté relato que cuando sentí la mano de 1 en mis nalgas (desnudas por el vestido de baño) me quizo molestar, pero me dio mucho morbo por la forma en que su caliente mano me tocaba…y cuando 2 me acarició mis senos, me humedecí mucho..pero mi reacción fue normal, y solo fue un suspiro ondo. En fin, en la cocina mientras hablaban lo que hice fue tomar sus penes aun erectos. Eso los cayo….y me les ofrecí…..a los dos.
Sin pena alguna (y si mucha de mi parte) nos fuimos a mi habitación y tuvimos sexo, por varias horas.
Ha sido mi única infidelidad, si la he repetido pues nos gusto mucho; la experiencia y descaradamente me visitan o yo a ellos para tener sexo.Y es solo eso sexo; en la cama son unos salvajes, curiosos e innovadores, disponen de mucho aguante y vigor, a su vez están bien dotados (mi esposo igual) fuera y al terminar el sexo vuelven a ser mis amigos, pero en la cama no cabe duda de que les pertenezco y su objetivo es saciarme y saciar todas sus ganas.