tengo 49 años y hoy me confieso que he sido muy puta, comencé mi vida sexual a los 17 años con mi primer novio y a los 18 sali embarazada, nos casamos y tuve a mi primera y unica hija que ya tiene 30 años, estuvimos casados 7 años, fue una unión casi sin amor, le descubrí su infidelidad y le pagué con la misma, sali por 4 años con un hombre igual casado y con el que tuve muy buena intimidad y me enseñó a disfrutar del sexo, él terminó la relación y sentí que me moria pero segui adelante, llegó el divorcio y con el divorcio la locura, tuve relaciones con varios hombres unos 6 o 7 y descubrí que me fascinaba tener sexo, luego regresé a mi casa materna y comencé a trabajar y ahi conoci al que seria mi compañero por mas o menos 14 años, al principio fue bueno pero luego él se apagó sexualmente al punto de rechazarme cuando lo buscaba porque pasaban meses y nada de nada, así que me comencé a portar, pero muy mal, cambié de trabajo y me relacioné con uno de mantenimiento que tenia una verga tan gorda como tan gruesa y me daba durisimo que me dejaba la cuca roja, tambié conoci uno por internet muy jovencito (20 años menos que yo), nos citamos y también tenia una buena verga, asi que los sabados me gozaba al bebé en la mañana, el me llevaba a un apartamento que tenia su mamá solo y la pasabamos bien sabroso y las 2 pm mas o menos luego que el de mantenimiento salia de su turno me iba a un motel a pasarla mas rico, asi llegaba en la tarde a la casa muy señora a preparar la comida para que mi esposito recibiera a sus amigos.

Confesión relacionados
Soledad, matrimonio, deseo y encarcelado amor libre...

luego me alejé de estos y tenia otros encuentro con hombres que conocía igual por Internet, aunque me daba un poco de miedo lo disfrutaba, pero cierto dia conoci a uno que me encantaba porque me mandaba fotos de su verga y me excitaba, acordamos la cita pero mi marido habia visto el mensaje y hasta ese dia duró mi gloria, me descubrieron, nos separamos y continue pasandola rico y dandome gusto cada vez que queria, conoci a un médico muy joven pero hubo quimica, negro alto, flaco, mi impresión fue cuando estuvimos juntos: una verga de mas de 20 cms, en mi vida me habia llevado a la boca una verga tan grande y gruesa y hoy la recuerdo y se me hace agua la boca, que ricura, la penetración espectacular, me quedaba mucho dolor pero igual lo queria a toda hora, él era un puto cuanta mujer lo probaba no lo dejaba y sabian que estaba conmigo y no les importaba y a mi tampoco con tal y me cogiera todos los dias y todas las mañanas sobre todo las mañanas, cuando me despertaba y le veia esa verga parada me subia a cabalgar, esa posición era la mas dolorosa pero me gustaba ademas que yo sabia que igual se cogia a otras, pero me cansé de tanta puteria y tanta pelea con mujeres que dejé al negro vergón, al mes conocí a otro mas o menos las mismas características pero blanco y tampoco duramos mucho, y conoci a mi actual marido que desde hace 4 años me ha hecho la mujer mas feliz, ahorita está de viaje, pero no le he sido infiel, el tiene 54 años, es un hombre muy activo sexualmente, le encanta mi cuerpo y me conoce hasta el ultimo rincón, me coge a cada rato, me hace dormir desnuda para cogerme a cualquier hora y si el no me busca lo busco yo, el sexo oral es obligatorio y el anal casi a diario, le encata chuparme la cuca y el culo, la posicion que mas le gusta es ponerse boca arriba y que yo le ponga la cuca en la cara para chuparmela, me hace abrir las piernas y si quiere comer un dulce lo pone en mi cuca para para comercelo ahí, ha pero no les conté que tiene una verga de 20 cmts y gruesa muy respetable, cuando acaba siento la exploción de sus venas en mi vagina, y lo mejor enseñó a mi culo para aceptar su verga deliciosa, se la mamo y me trago su leche cuando él quiere, a veces me dice: mami quiero que te tragues mi leche, quiero verte y lo complazco como no, nos hacemos videos y luego los vemos, en ves de ver una peli porno nos vemos nosotros mismos, a veces me tomo fotos de la cuca y se las mando cuando está en el trabajo, asi que ya no tengo necesidad de buscar verga en la calle porque la tengo en mi casa.

Confesión relacionados
Tengo dos novias

luego les describiré algunos de los encuentros de los que mas me han gustado.