Un maduro me hace gozar como loca.Estaba en un cumpleaños con mis hijos y marido. Cuando la hermana de un amigo de mi padre me invitó a llevar los niños a jugar en su casa mientras se hacia el asado.Ella se fue con los niños a jugar y yo tomaba mate con sus padres cuando aparecio el pidiendo a su padre q fuera a buscar hielo para las bebidas. Yo me quedé ahi pero en un momento estaba sola y el volvio a aparecer. Me dice veni conmigo los viejos ya vienen. Lo segui hasta que me encontre en su habitacion contra la pared. Sus manos amasaban mis tetas con locura. Me giro levantando mis manos a la pared y bajando mis pantalones comenzo a cogerme salvajemente, con furia.yo gemia y gozaba como nunca. Decia chanchadas en mi oido que me hacian acabar como nunca. Hasta que me dio vuelta poniendome de rodillas obligando a tomar su leche atragantandome con su pedazo. Me levantó volvió a ponerme contra la pared y me dijo sabia que eras una putita insaciable. Te espero mañana. Hace 3 años que me llama y corro a sus brazos a gozar.

Confesión relacionados
Quiero ser un cornudo