Solo hay una cosa que una mujer no perdona en un hombre: que no la quiera con valentía. Y mi amante es un pinche cobarde.

Confesión relacionados
ya no estoy enamorada