Por mucho tiempo deje atras el recuerdo de esa aventura pero hace unos pocos anios el recuerdo de esos tiempos me invade muchas veces y aunque he tratado de juntar el coraje para hablarlo con mi mujer la verdad es que temo arruinar mi relacion con ella contandole esa parte de mi pasado.
El caso es que esa mujer mayor que yo me conquisto en una epoca en que yo estaba bastante vulnerable estudiando fuera de mi pais. No era yo afeminado ni tenia tendencias homosexuales (Al contrario) pero muchas veces habia sido objeto de comentarios (hasta de mi novia anterior)sobre el hecho de tener piel suave, casi nada de bello piernas largas y trasero muy femenino segun ella.
El caso es que cuando comenzo la relacion con esta mujer mayor y casada yo me consumi en ella y sexualmente me satisfacia como nadie lo habia hecho. De forma bastante inocente me llevo a hacerme una depilacion completa con la promesa de darme sexo oral si mi “zona critica” estaba libre de bello. Del sexo oral paso a introducirme la lengua “ahi detras” y de alli a introducirme los dedos y un juguete fue cuestion de semanas. No puedo decir que no gozaba de la situacion en el momenmto pero la cosa me alarmaba mucho despues ya que yo vengo de una familia muy catolica con tabues sobre el sexo.
Un dia ella me llego con la noticia que le habia hablado de mi a su marido y que el no veia ningun inconveniente con la situacion. Mi alarma ante lo extrano de la situacion fue tal que hasta pense en abandonar mis estudios y regresar a mi pais. Pero mi atraccion sexual por ella pudo mas y me quede alli, en tierra gabacha gozando con ella de todo tipo de “novedades” Unas semanas mas tarde me convencio de comenzara a tomar un tratamiento para suavizar mi piel segun ella y que luego se convirtio en inyecciones.  A los pocos meses mi piel se habia suavizado al punto que no tenia ya ni bello ni casi necesidad de depilarme y mis pezones y especialmente la aureola estaban siempre inflamados.
Sus “atenciones” a mi trasero se habian hecho regulares y debo confesar que hasta habia veces en que yo la incitaba.Varias veces me fotografio en ropa interior femenina y maquillado. Hasta que me confeso que le habia mostrado las fotos a su esposo y este deseaba conocerme. Lo que siguio fue una mezcla de curiosidad, miedo y deseo y finalmente luego de marchas y contramarchas de mi parte, acepte viajar juntos a Deauville un fin de semana y rentamos dos habitaciones contiguas. Luego de una cena y varios tragos ella vino a mi habitacion y me maquillo y luego (con el corazon en la boca) corrimos los pocos pasos que separaban las dos habitaciones. Su marido estaba aun bebiendo y ella me hizo beber otro whisky y comenzo a besarme y acariciarme delante de el.En unos minutos el se unio a la accion y me desnudaron hasta dejarme en bragas. De ahi a la cama fue un paso y de ahi a un remolino de besos, caricias, elogios a mi suavidad, etc. Ella y yo comenzamos a hacer el amor mientras el nos acariciaba y ella me introdujo un juguete “ahi detras”. En cuestion de minutos me saco el juguete y recibi con un poquitode dolor y muchisimo placer su tibio y duro miembro. Su orgasmo y la sorpresa de sentir el semen caliente dentro mio fueron suficuente para que yo tuviera mi primer orgasmo anal.
La relacion siguio por mas de una anio pero no estaba hecha para ser algo duradero. Dejamos de vernos. Tuve varias relaciones homosexuales pero nunca encontre en ellas la tibieza y la ternura de hacerlo con una pareja. Luego de un tiempo regrese a mis habitos heterosexuales que conservo hasta hoy. Muchas veces he pensado si podria tener una relacion homosexual y he llegado a la conclusion que solo podria hacerlo dentro de una pareja muy especial.
Como ves, mi historia es algo aburrida. Ahora me dedico a mi familia ya mi pequenio estudio de arquitectura y soy (dentro de lo posible feliz) pero hay noches en que me despierto y busco la tibia humedad de mi mujer y, cuando la encuentro, aunque me satisface, me queda algo vacio. Pienso que el amor monogamico tiene sus ventajas pero se pierde un poco de la sal y pimienta de las relaciones mas complejas.

Confesión relacionados
El novio perfecto