Soy un joven de 20 años, ahora estudiante universitario. Fui muy buen estudiante y aprobaba los exámenes con relativa tranquilidad, pero muchos de mis compañeros no eran muy estudiosos que digamos, y como yo tenía dificultades económicas (y también mi familia), les cobraba por anticipado una pequeña suma por ayudarles a pasar el examen.

Recuerdo que cuando estaba el colegio (secundaria) ayudaba a mis compañeros con las respuestas del examen, pasándoles las respuestas vía papelitos o mensajes de texto (celular). El tema era que había 2 ó 3 filas distintas, con lo cual había 2 ó 3 exámenes distintos y los que estaban a los lados no tenían la misma hoja.

Generalmente yo estaba entre los primeros en terminar el examen, luego salía al exterior y pasaba a mis compañeros las respuestas vía celular (los que tenían la misma fila que la mía). Los demás tenían que enviarme sus preguntas y yo trataba de contestarles siempre que podía.

Una anécdota: cuando estaba en el cuarto curso, una vez se me terminó el saldo para mensajear, tuve que salir del colegio y caminar varias cuadras para recargar en una despensa. Tardé unos 15 minutos en pasarles las respuestas y algunos se molestaron por la tardanza, pero igual todos aprobaron.

Creo que todos salimos ganando: les ayudé a mis compañeros a pasar los exámenes y a terminar el colegio, para ingresar a la universidad y conseguir trabajo, mientras que con el dinero cobrado pude costearme en su momento los estudios secundarios y parte de la universitaria. Ahora trabajo en una empresa como administrativo, con buen sueldo.

Confesión relacionados
era puta