Te confieso mi fantasía: mi novio y yo nos vamos de viaje por cuatro días a una isla griega. En el avión una imponente azafata alta, de pelo corto y grandes pechos, nos atiende y advierto su interés por mi. Incluso durante el vuelo, en una ocasión en que me levanto para acudir a los aseos, noto como su mano roza levemente mi trasero al coincidir en el pasillo. Sorprendida y divertida a la vez se lo cuento a mi novio, que se siente halagado. Al llegar al precioso hotel en que nos alojamos, nos encontramos con A, la azafata, en nuestra primera cena. Vamos a tomar unas copas juntos y, mientras estoy apoyada en una de las mesas altas del pub y mi novio está pidiendo las consumiciones, A me confiesa el deseo que le despierto. Comienza a acariciarme bajo el vestido mientras me propone un encuentro entre los tres. Al regresar mi novio advierte la situación y comienza un juego de excitantes caricias que ambos me propician en la oscuridad del local. Cuando mi novio nota lo excitada que estoy, me pide que vaya al baño, me quite el tanga y se lo traiga. Yo obedezco y me acerco de nuevo a la mesa, sin ropa interior, dejando que ambos me recorran entera con sus manos. Después de provocarme un par de orgasmos, A nos guía hasta un pequeño vestidor anexo al local y mi novio me inclina sobre una mesa, levantándome el vestido para follarme. Le ordena a A que se coloque bajo la mesa y me lama el coño mientras el me folla el culo. En la salita hay un espejo en el que se refleja toda la escena. Ambos disfrutan y me hacen disfrutar enormemente.

Gracias, un beso¡

 

 

Búsquedas populares a esta página
  • fantaseo con otros estando con mi novio
  • mi macho también se cogio a mi eesposa